POLVO EN SUSPENSIÓN



CONTAMINACIÓN POR POLVO EN SUSPENSIÓN

EL polvo es la dispersión de partículas sólidas en el ambiente. La exposición a polvo en el lugar de trabajo es un problema que se observa en diversas actividades: Minería, Laboratorios, Fundiciones, Panaderías, Agroindustria, etc. Hay muchos casos de enfermedades respiratorias (asma, bronquitis crónica, enfisema pulmonar) en las que la exposición laboral a polvo juega un papel importante. Las neumoconiosis son enfermedades pulmonares que afectan a los trabajadores, entre las que se destaca la silicosis, la que se genera por la inhalación de polvo con contenido de sílice (dióxido de silicio) cristalina. La silicosis es inhabilitante, progresiva e irreversible pudiendo causar invalidez física y la muerte.

COMPOSICIÓN DEL POLVO:
Según el tipo de partículas, los efectos sobre la salud pueden ser más o menos graves. No obstante, no hay polvos inocuos; cualquier exposición a polvo supone un riesgo. En general, el polvo provoca irritación de las vías respiratorias y, tras exposiciones repetidas, puede dar lugar a bronquitis crónica. Otros tipos de polvo provocan enfermedades específicas como silicosis.


LO QUE HAY QUE SABER PARA EVALUAR RIESGO

TAMAÑO DE LAS PARTÍCULAS:

Las partículas más pequeñas son las más peligrosas: permanecen más tiempo en el aire y pueden penetrar hasta los lugares más profundos de los bronquios. El mayor riesgo está, pues, en el polvo que no se ve. Por esto suele medirse no el total de polvo atmosférico, sino sólo el llamado «polvo respirable» que corresponde a la fracción de polvo que puede penetrar hasta los alvéolos pulmonares.

polvo en suspensión

TAMAÑO DE LAS PARTICULAS CAPACIDAD DE PENETRACIÓN
> 50 micras No pueden inhalarse
10-50 micras Retención en naríz y garganta
<5 micras Penetran hasta el alvéolo pulmonar
1 micra = 0.001mm.


CANTIDAD DE POLVO EN EL AMBIENTE

Algunos problemas pueden identificarse sin necesidad de mediciones: nubes visibles de polvo, escapes de polvo de máquinas o instalaciones, acumulación de polvo en suelos o paredes, incorrecto funcionamiento de extractores, etc. Sin embargo, la forma de saber con exactitud cuánto hay es pesar el polvo recogido en una muestra de aire mediante filtros apropiados. Se separa la fracción respirable y se mide su masa (en mg/m3) por un método denominado gravimetría. La toma de muestras puede hacerse por medio de muestreadores personales (la persona lleva consigo el aparato) o mediante muestreo estacionario (aparato fijo en un punto).

DAÑOS QUE PUEDE PRODUCIR:
Hay una serie de enfermedades específicas relacionadas con los distintos tipos de polvos. Entre los efectos nocivos del polvo hay que tener en cuenta:

EFECTOS RESPIRATORIOS
Neumoconiosis: Silicosis, asbestosis, neumoconiosis de los mineros del carbón, siderosis, aluminosis, beriliosis, etc.
Cáncer pulmonar: Polvo conteniendo arsénico, cromatos, níquel, amianto, partículas radiactivas, etc.
Cáncer nasal: Polvo de madera en la fabricación de muebles y polvo de cuero en industrias de calzado.
Irritación respiratoria: Traqueítis, bronquitis, neumonitis, enfisema y edema pulmonar.
Alergia: Asma profesional y alveolitis alérgica extrínseca (polvos vegetales y ciertos metales).
Bisinosis: Enfermedad pulmonar por polvos de algodón, lino o cáñamo.
Infección respiratoria: Polvos conteniendo hongos, virus o bacterias.
Intoxicación: El manganeso, plomo o cadmio pueden pasar a sangre una vez inhalados como partículas.
Lesiones de piel: Irritación cutánea y dermatosis (berilio, arsénico, ácido crómico, plásticos, etc.).
Conjuntivitis: Contacto con ciertos polvos.
Riesgo de explosión: las materias orgánicas y metales sólidos pulverulentos, dispersados en el aire en forma de nube, pueden arder con violencia explosiva. Tal es el caso de fábricas de harina, azúcar, piensos, pulido de metales, etc.

CÓMO RESOLVER EL PROBLEMA

Evitar la producción de polvo aplicando las mejores prácticas de proceso, si esto no evita la generación del mismo se debe impedir la dispersión del polvo por el recinto de trabajo.

Captar en el punto de origen considerando situar el captor de forma tal que el contaminante no invada la zona de respiración del trabajador(a).

polvo en suspensión
polvo en suspensión

EJEMPLO CAPTORES Y BRAZOS DE EXTRACCIÓN EN UNA MUESTRERA DE MINERAL


polvo en suspensión
polvo en suspensión
polvo en suspensión

FILTRACIÓN DEL POLVO EN SUSPENSIÓN

Una vez captado el polvo en el origen, se debe conducir a través de una ductería central, a velocidad adecuada para evitar la sedimentación del material particulado, a un punto donde el polvo sea filtrado. Dependiendo de las características del material a filtrar implementamos FILTROS DE MANGA ó FILTROS DE CATRIDGE. Cualquiera sea el tipo de filtro, lo equipamos con un sistema de autolimpieza de forma tal que el retiro del material particulado resulte una tarea sencilla.


polvo en suspensión

FILTRO MANGAS MODELO ING-240

En términos generales el sistema de autolimpieza consiste en retirar de la superficie del medio filtrante (telas o cartuchos) el polvo adherido. Para ello instalamos boquillas de alimentación de aire comprimido debidamente dispuestas, estas boquillas liberan aire a presión toda vez que el filtro llegue a nivel de saturación. El polvo que se retira de las telas o cartuchos cae a un contenedor pasando a través de una tolva de captación.


polvo en suspensión

FILTRO CATRIDGE MODELO MDB-8

Nos preocupamos por el aire que usted respira

Protegemos el medio ambiente

Proporcionamos soluciones fiables de primera calidad

Tenemos 25 años de experiencia